La combinación perfecta entre rojo y negro, junto con la movilidad que brindan los boleros, crea un look femenino, romántico y estructurado para fin de año.